Ocentejo - Antiguo camino a Canales

14 de marzo de 2009

Bájate el track de la ruta

Descripción de la ruta

Desde Ocentejo nos dispusimos a contemplar el hundido de Armallones por el sitio por el que todavía no lo habíamos hecho. Para ello tomamos el antiguo camino que unía Ocentejo con Canales del Ducado.

La ruta parte desde detrás de la iglesia de Ocentejo y, tras seguir un sendero poco definido, pronto nos encontramos en un camino bastante bien conservado y por el que, tras varios "zig-zag", ganamos altura con cierta comodidad. Se nota que el camino se usaba con asiduidad y que se hizo en su día a conciencia con consistentes contrafuertes de piedra y buscando siempre pendientes contenidas para no castigar ni a personas ni a caballerías.

Una vez arriba almorzamos bajo un chopo y un olmo que se alzaban majestuosos en una zona en la que nacía un riachuelo y, tras reponer fuerzas, continuamos el camino. En una encrucijada nos equivocamos de pista pero, barruntando que esa no era la dirección adecuada, echamos un vistazo al plano y volvimos tras nuestros pasos para, ahora sí, retomar el camino correcto y llegar a nuestro destino. Las vistas del hundido desde este punto son impresionantes, un desnivel extraordinario y al fondo el Tajo que discurre como una lámina de plata por el fondo del cañón.

Después de hacer varias fotos, comimos, echamos unas miajas de siesta y nos volvimos ¿por el mismo sitio? No, hombre, no. Cómo vamos a volver por el mismo sitio habiendo una trocha que nos decía ¡¡¡ por aquí, por auí !!! Le hicimos caso y pasó lo que tenía que pasar: la dirección era la buena, pero el camino inexistente. Pero bueno, deambulamos un rato por entre jaras y pinos y, al fin llegamos a Ocentejo donde nos estaban esperando los coches y unas cervezas en el bar del pueblo.

Por la noche, ya en Anquela, cenamos en la escuela un maravilloso y consistente gazpacho que, gracias a la colaboración de casi todos y la sabiduría de unos pocos, nos preparó nuestro insigne cocinero Antonio.

Fotografias

Antiguo camino de Ocentejo a Canales

Bajo aquellos árboles almorzamos

Ya la hemos 'liao'

Hemos llegado

Las vistas impresionantes y al fondo el Tajo

Siesta

De vuelta

Y, ahora ¿por dónde?

Pues por aquí mismo

Ya se ve el pueblo

Un descansito. Habíamos llegado.

Consistente gazpacho en la escuela.

Andarines

Antonio, Carlos, Carmen, Charo, David, Mari, Rogelio, Víctor, Elfo, Reina y Tani